El presidente de «Alcoa» fue claro y contundente ante la ministra de Industria y el presidente de la Xunta: «el coste de la electricidad en España es un 60% más caro que en las fábricas similares de otros países de la zona Euro lo que pone a Alcoa en una situación comprometida».

El empresario y los representantes de los trabajadores insistieron ante la ministra que les urge que el Gobierno de España realice el prometido estatuto para las empresas electrointensivas.

La ministra Reyes Maroto contestó que «cuando haya gobierno se aprobará ese estatuto que es víctima del bloqueo político que impidió la investidura y formar gobierno».

Por su parte Alberto Núñez Feijóo demandó a la ministra que «el Gobierno haga público el contenido de ese prometido estatuto para que al menos haya cierto mensaje de tranquilidad a la empresa y a los trabajadores».

En paralelo el conselleiro de Economia e Industria criticó en sede parlamentaria «la manifiesta falta de soluciones por parte del Gobierno Central que manda a la ministra de Industria sin ninguna noticia nueva que dar a los trabajadores de ALCOA en San Cibrán y a los de ENDESA en As Pontes».