Un acuerdo extrajudicial entre la Fiscalía y el abogado defensor evitó el juicio y subsiguiente posible condena que recaería sobre Andrés de Vicente, más conocido por el sobrenombre de «Capi» que hoy compareció en la sede de los Juzgados de La Parda. Este joven pontevedrés que cumplió una condena en un centro de menores por el puñetazo que propinó a Mariano Rajoy en 2015 en la calle cuando el presidente del Gobierno hacia campaña electoral, volvió a ser noticia recientemente por haber agredido a Juan Manuel Rosales, dirigente local de «Vox».

Según su abogado, «Capi» pidió perdón al dirigente del partido ultraderechista y evitó el juicio al pactar un acuerdo económico por el que pagará «del orden de unos 400 euros» al agredido conforme la valoración pericial realizada.