Alberto Núñez Feijóo ha apostado por Corina Porro como alternativa para intentar neutralizar de algún modo el enorme influjo del alcalde Abel Caballero. El presidente gallego ha decidido nombrar a Corina Porro como delegada territorial de la Xunta en Vigo, como modo de darle mayor visibilidad pública a la persona que ha quedado al frente del PP local después de la derrota y desbandada por los resultados del pasado 26 de mayo.
Corina sustituye a Ignacio López-Chaves.
A día de hoy no sería descartable que Feijóo pensase en Corina como cartel electoral en Vigo, ciudad de la que ya fue alcaldesa entre 2003 y 2007. Precisamente fue la última alcaldesa de derechas en Vigo antes de que Abel Caballero encadenase los cuatro mandatos consecutivos.