La Guardia Civil de Tráfico emprende desde este lunes, una campaña intensiva de controles de velocidad en carreteras convencionales y vías urbanas en Galicia. El operativo se prolongará hasta el domingo 18.

Junto a las patrullas y agentes en moto, la Guardia Civil de Tráfico también desplegará radares móviles y al helicóptero Pegasus para vigilancia desde el aire.

Los agentes vigilarán a los conductores para que circulen a la velocidad establecida por la vía, prestando especial atención a las carreteras convencionales. La campaña también coincide con el «puente» del 15 y 16 de agosto, uno de los que mayor número de desplazamientos ocasiona en las carreteras de Galicia.