Entre la presión mediática y la presión política del Concello de Meis, el propietario del club de alterne «Mont Parnasse» en la recta de A Goulla, decidió cancelar la fiesta que pretendía realizar el viernes noche con camareras en top less y churrasco para celebrar la inaguración de una terraza chill out en ese prostíbulo.

La alcaldesa de Meis, Marta Giráldez envió a los servicios municipales a inspeccionar la terraza que al parecer carecía de licencia. Junto al hecho de que tampoco la fiesta prevista tenía encaje legal en la vigente Lei de Espectáculos de Galicia, el Concello prohibió al dueño del «Mont Parnasse» que la realizase.

Sin embargo, la alcaldesa ha precisado que un representante del local comunicó que «por la presión mediática ya iban a desmontar las carpas».