El presidente del Gobierno en funciones ha sobrevolado en helicóptero la isla de Gran Canaria para comprobar los daños ocasionados por los tres grandes incendios forestales que han  afectado a este territorio durante las dos últimas semanas.

Pedro Sánchez ha reanudado de este modo su actividad institucional después de unos días de vacaciones en Doñana. El presidente ha evitado hacer declaraciones sobre la situación política y sólo se ha referido al drama medioambiental que han supuesto estos incendios para las Canarias.

En paralelo, tanto el Partido Popular como Unidas Podemos han coincidido en valorar que el líder del PSOE prefiere y persigue una repetición de las elecciones.