Pedro Sánchez telefoneó hoy a Pablo Iglesias con una propuesta de «replantear» la negociación entre PSOE y Unidas Podemos para buscar un acuerdo que permita construir parte de la mayoría necesaria para la investidura del candidato socialista. La entrevista -que viene a ser la sexta entre ambos- volvió a encallar en los obstáculos ya conocidos.

Según informó el entorno de Pablo Iglesias, «Pedro Sánchez sigue cerrado a negociar un Gobierno de coalición». Y el el entorno del presidente señaló que Iglesias «solo quiere hablar de cargos y no de un programa conjunto».

El presidente del Gobierno en funciones ha twitteado que telefoneó a Iglesias para «negociar primero el programa y, después, la composición del Gobierno pero «lamentablemente Iglesias ha rechazado la propuesta».