Cuatro horas de trabajos fueron necesarias para la extinción de un incendio forestal que se originó este domingo de tarde en Culleredo y que amenazaba con afectar al tráfico aéreo en el aeropuerto de Alvedro y extenderse hacia A Coruña, ciudad desde la que se veía la densa humareda que originó el fuego. Finalmente fueron diez hectáreas las afectadas pues pudo controlarse y apagarse gracias a la movilización de  cuatro helicópteros y dos hidroaviones así como media docena de moto bombas y numerosos bomberos forestales.

Por otra parte, los equipos de extinción consideran controlado el pavoroso incendio forestal que comenzó el viernes y arrasó hasta el domingo 175 hectáreas de montes entre Ribeira y Porto do Son, Para apagarlo fue necesario movilizar 20 brigadas, 11 agentes forestales, 13  moto bombas, 4 hidroaviones y 9 helicópteros, además del refuerzzo de 78 efectivos de la Unidad MIlitar de Emergencias.

Por cierto, la Policía Autonómica investiga diversos artefactos localizados en varios incendios que habrían sido empleados por los incendiarios para prender
Mientras la Xunta de Galicia apela a la colaboración vecinal y ciudadana para denunciar a los incendiarios. Nos recuerda a todos los ciudadanos que hay un número de teléfono gratuito que es el 900815085 para denunciar a incendiarios, de modo anónimo.