Los científicos de la NASA ya advirtieron que el humo de los incendios de Australia dará la vuelta al mundo. Explican que hará «un circuito completo», es decir, dará la vuelta al globo para regresar al continente oceánico.

De hecho, el humo de los peores incendios en décadas en ese país ya llegaron a Sudamérica y en países como por ejemplo Chile, Argentina o Uruguay ya han visto cómo sus cielos se han vuelto más rojizos de lo habitual. Los humos ya han llegado «hasta la mitad de la tierra» según los científicos de la agencia espacial norteamericana.

Además de estos países, la combustión de esas miles de hectáreas está causando «graves problemas a la calidad del aire» de su país vecino, Nueva Zelanda, y además está oscureciendo la nieve situada en las cimas de las montañas de ese país.