Felipe VI visitó ayer el hospital de campaña instalado en uno de los pabellones del recinto ferial de Madrid (IFEMA) para desahogar los hospitales convencionales y atender a los pacientes de coronavirus.

El Rey pronunció un pequeño discurso ante el personal sanitario y autoridades que le acompañaron en la visita en la que por razones de seguridad no mantuvo contacto con los pacientes, ha dicho que este es «un auténtico símbolo de lo que se puede hacer cuando se trabaja con unidad por un objetivo común».

Felipe VI admitió que las circunstancias «son muy graves y este hospital Ifema de emergencias realmente nos anima, es un verdadero orgullo para todos», dijo el monarca.

Deja una respuesta