Esta mañana, durante una de sus intervenciones en el Parlamento de Galicia, Alberto Núñez Feijoo anunció que en cuestión de pocos días, «unas semanas» dijo se producirá su relevo al frente de la Xunta.

El pleno de la cámara gallega estuvo totalmente marcado por la inminencia del relevo. Alberto Núñez Feijóo, trató de esquivar la pregunta directa de la oposición: ¿a quién dejará al frente de la Xunta de Galicia?; se afanaba en resaltar los logros de un mandato que ha durado más de trece años y señalar que su periodo de reflexión “no durará tanto como el de la señora Pontón, no serán meses, tomaré la decisión en semanas”.

Durante su turno de intervención, la líder nacionalista, Ana Pontón, felicitó irónicamente al todavía presidente de la Xunta por “elegir perseguir sus ambiciones personales y políticas”, porque “es libre de hacerlo”, pero le recordó que, “por encima de todo, tiene que estar el respeto a Galicia”. Precisamente, destacó que manteniéndose como presidente del Gobierno gallego al tiempo que también lo es del PP se lo está faltando.