José García Liñares cesa como alcalde de Cerceda después de un cuarto de siglo al frente de este ayuntamiento como consecuencia de una sentencia judicial que le obliga a renunciar.

García Liñares, de 69 años anunció su decisión en una rueda de prensa en la que no hubo evitar que la emoción le traicionase y llegó a llorar a en varios momentos.

El alcalde, militante del PSOE deja el cargo tras confirmarse por parte de la Audiencia Provincial la sentencia que lo inhabilita durante 8 años para ejercer cargo público por prevaricación administrativa.