Hígado encebollado:

Doras la cebolla hasta que esté casi caramelizada, una hojita de laurel, cortas el hígado en dados, lo dejas hacer a fuego lento para que no se ponga muy duro y le vas echando una buena cucharada de pimiento dulce, un poquito de pimiento picante, dependiendo como te guste cuando ya está prácticamente hecho le echan casi media botellita de vino blanco lo dejas hacer un par de minutos a fuego fuerte;

Mientras en una cazuela parte cuezo unas patatas también cortadas en cuadraditos cuando estén hechas las echo en la sartén con el hígado 4 vueltas para que se empapen de la salsa y queda todo espesito está de vicio a quién le guste el hígado claro.