En medio centenar de concellos de las provincias de A Coruña y Lugo, la Xunta de Galicia ha suspendido hoy martes las actividades en el exterior de los centros educativos en evitación de ríesgos a causa de las fuertes rachas de viento que se producen por la borrasca que hoy nos azota.

Hasta las diez de esta mañana, la racha de viento más fuerte que se ha registrado fue medida en Viveiro, en la estación meteorológica de Penedo do Galo, con una velocidad de 143 k/h., ocurrida a las cuatro de la madrugada.

En general la Xunta de Galicia, con caracter de recomendación, indicó a los concellos que también se suspendan ls actividades depòrtivas en el exterior.

En concreto, los ayuntamientos aalcanzados por esta medida preventiva: Abegondo, Arteixo, Betanzos, Cabanas, Carballo, Carral, Cerceda, Oza-Cesuras, A Coruña, Fene, A Laracha, Malpica, Miño, Mugardos, Neda, Ortigueira, Paderne, Pontedeume, San Sadurniño, Vilarmaior, Ares, Bergondo, Cabana de Bergantiños, Cambre, Cariño, Cedeira, Cerdido, Coristanco, Culleredo, Ferrol, Laxe, Mañón, Moeche, Narón, Oleiros, Ponteceso, Sada, Valdoviño, Alfoz, Burela, Foz, Mondoñedo, A Pontenova, Trabada, O Vicedo, Xove, Barreiros, Cervo, Lourenzá, Ourol, Ribadeo, O Valadouro y Viveiro. 

La borrasca que motivó esta alerta naranja trae consigo muy mala mar con olas de 7/8 metros y fuertes rachas de viento que superan los 100 kilómetros hora. La inestabilidad después se extenderá a la provincia de Pontevedra.

Hoy es otra jornada de amarre forzoso de las flotas pesquera y marisquera.

La alerta naranja continúa activa también el miércoles en toda la costa gallega, igualmente por rachas de hasta 100 kms/hora.