Al actual presidente de la Xunta y candidato a la reelección le ha salido un grano incómodo: la detención del mejicano Emilio Lozoya, ex directivo de PEMEX con el que Feijóo se fotografió (ver imagen adjunta) yy negoció el acuerdo para que el astillero vigués «Barreras» construyese un par de barcos para la  petrolera mejicana.

Feijóo, visiblemente molesto al ser cuestionado ayer por las salpicaduras de este caso ya que en Méjico relacionan el  caso Pemex-Barreras con la investigación sobre la supuesta corrupción del exdirector de Pemex.

El Gobierno de México presentó ante la Fiscalía una denuncia, que se encuentra pendiente, por «la adquisición de un astillero en España» por parte de Pemex, lo que señala de forma directa a Barreras, a la que el ejecutivo mexicano remarca que produjo «pérdidas por 50 millones».

Por su parte Núñez Feijóo, ante la exigencia de Caballero para que dé explicaciones públicas sobre este asunto, contestó que «sé que estamos en precampaña y todo vale». Y agregó que «en 2012 se nos dijo que los barcos de Pemex eran barquitos y no existían. Ahora se dice que hay un directivo investigado… Pues que siga investigado, que la Justicia mexicana investigue lo que quiera

 

Deja una respuesta