Issur Danilovich Demsky, conocido artísticamente como Kirk Douglas falleció ayer en Los Ángeles a los 103 años de edad, dejando en el recuerdo más de 80 películas. Será siempre considerado como uno de los grandes mitos del cine de Hollywood aunque le tardó mucho el reconocimiento de la profesión. Nunca obtuvo el Oscar al mejor actor para el que estuvo nominado hasta en tres ocasiones. Sin embargo, su desquite fue la larguísima ovación recibida cuando en 1996 le entregaron el Oscar honorífico en reconocimiento a su carrera, a los 90 años.

Kirk Douglas es el ejemplo de superación de alguien de origen mjy humilde, hijo de emigrantes rusos judios que escapaban de la Guerra. Sus progenitores eran muy humildes y analfabetos. Su padre era trapero y le pudo pagar sus estudios en la Universidad. Su papel más recordado es el de «Espartaco», la película que le catapultó a la fama.

Tuvo cuatro hijos, dos con cada matrimonio, y solo el mayor de ellos, Michael, siguió sus pasos en el mundo de la interpretación. Con él compartió cartel en «Cosas de familia», en 2003. La última aparición del viejo Douglas en el cine y la demostración de la dinastía que deja tras su muerte.

Deja una respuesta