El Consejo Escola del Estado reunido ayer desestimó la propuesta de un «aprobado general» a la vista de las dificultades para reanudar y concluir con normalidad el curso escolar. Pero lo que sí admitió el Consejo Escolar fue establecer restricciones a los suspensos.

El objetivo es garantizar que “ningún estudiante pierde el curso por la situación generada por el coronavirus” en una situación excepcional en la cual se solicita a los profesores una mayor comprensión, aunque siga estando en su mano la evaluación final de los alumnos.

Otro de los acuerdos del Consejo >Escolar del Estado es que el próximo curso académico 2020/2021 comience antes. En la fecha más temprana posible de septiembre para incorporar parte de los posibles contenidos que no hayan podido impartirse en este curso.

 

Deja una respuesta