Los trabajadores de empresas auxiliares y transportistas de carbón mantienen la presión social sobre «Endesa» para evitar el cierre de la central térmica. A tal fin mantienen el calendario de movilizaciones a la espera de que sean atendidas sus demandas de mantenimiento del pleno empleo.

La situación de los camioneros es especialmente delicada. Hace cinco meses que no tienen trabajo por que no hay portes de carbón que trasladar a la central térmica de As Pontes. Por esta razón siguen manteniendo  su enciero en los concellos del área afectada. Precisamente los alcaldes de esos concellos de Ferrolterra, Terra Chá e Mariña lucense mantienen la convocatoria de una huelga general a desarrollarse el  16 de octubre.