Segunda tarde/noche de altercados e incidentes a cargo de manifestantes que protestan por la condena a los lídres del fallido «próces» y que atienden a la llamada del pretendido «tsunami democratico».

De nuevo los antidisturbios de los Mossos d’Esquadra e y la Policía Nacional tuvieron que emplearse para dispersar a grupos violentos que se manifestaron y concentraron alrededor de sedes oficiales. Hubo barricadas a las que se prendió fuego y lanzaron botellas, latas, piedras e otros objetos contundentes contra los antidisturbios que terminaron cargando. Hay heridos y detenidos.

También hubo cortes de tráfico en autopistas y carreteras de la comunidad catalana mientras en cambio se fue normalizando la actividad en el aeropuerto de El Prat.