Galicia será una de las comunidades autónomas del Estado español más afectadas por la imposición de nuevos aranceles a las exportaciones a Estados Unidos que pretende aplicar el gobierno del presidente Donald Trump.

Si esas trabas impositivas comienzan a aplicarse a partir del 18 de octubre, como prevé el gobierno de Trump, las conservas de pescado y los vinos sufrieán los mayores efectos del recargo impositivo que pretende la actual administración norteamericana.