La costa gallega permanece por segundo día en aviso naranja por fuerte oleaje (de 5 a 7 metros) que irá menguando en el transcurso de la jornada. De hecho la situación es peor en el tercio norte que en las Rías Baixas donde la alerta es de grado amarillo .

Asimismo las rachas de viento que ayer jueves llegaron a los 128 kms/hora en Viveiro y 118 en Estaca de Bares, hoy viernes han bajado sustancialmente a unos 50 kms/hora.

En tierra, se recupera el ambiente anticiclónico para el fin de semana.

La predicción de MeteoGalicia señala textualmente:

«O venres recuperaremos o dominio anticiclónico, localizándose as altas presións ao norte da península Ibérica. Con isto, comezaremos o día con néboas e nubes baixas que co avance da mañá irán retrocedendo. Tamén hai algún chuvasco ás primeiras horas, que irán remitindo durante a mañá. Pola tarde os ceos quedarán pouco anubrados ou despexados. As temperaturas descenderán entre moderada y notablemente, con xeadas illadas no interior. Os ventos soprarán frouxos, comezando o día de compoñente norte e acabando de compoñente sur».